La desinfección de cucarachas en l'Eixample Barcelona es esencial para evitar las enfermedades contagiosas y la mala higiene vecinal. Las cucarachas son los insectos que más enfermedades transmiten, ya que se unen dos factores esenciales.

Por un lado, continuamente se trasladan alrededor de la tierra, tocando multitud de heces y basuras; además, generan una serie de secreciones olorosas para poder digerir la comida, que acaban transmitiendo al lugar en el que anidan los virus, las bacterias y los protozoos que antes "tocaron" en alcantarillas, desagües y otros lugares en los que gustan vivir.

De hecho, son hasta treinta las bacterias que transportan consigo las cucarachas, y que inoculan en aquellos barrios y poblaciones en que habitan y que no impiden su proliferación. Por ello, la desinfección de cucarachas en l'Eixample Barcelona debe hacerse con el objetivo de acabar con las plagas que asolan este distrito, asegurando un buen nivel de higiene de sus calles y evitando el contagio de enfermedades a sus vecinos.

Y es que las cucarachas, además de transmitir muchas enfermedades y vivir en ambientes repletos de excrecencias y microorganismos infecciosos, tienen una inusitada capacidad de supervivencia a casi todos los peores escenarios medioambientales posibles. Además de preferir los lugares húmedos y oscuros (lo que para muchos animales supondría su muerte), son capaces de sobrevivir a lluvias radiactivas y nucleares propias de los instantes posteriores al lanzamiento de una bomba atómica.

Su resistencia está hecha "a prueba de Hiroshima": pueden soportar ambientes de hasta 6400 radios (el ser humano solo soporta 500), son capaces de arrancar a una gran velocidad para eludir a un posible enemigo que vaya a comérselas o a matarlas, e incluso de vivir más de una semana sin cabeza: puesto que respiran por conductos en el cuerpo y aguantan un mes sin comer, acaban muriendo de inanición. Terminar con ellas es tarea de Simmply.