Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

PICUDO ROJO

Detalles

El adulto de este coleóptero, también conocido como picudo rojo o gorgojo rojo, presenta un cuerpo alargado y ovoide, de color marrón oxidado a negro, con las patas del mismo color del cuerpo. Tiene una longitud de 19 a 42 mm y una anchura de 8 a 16 mm. Presenta en el pronoto unas manchas negras y circulares con distribución variable. El rostro es alargado y curvado hacia abajo, con una coloración de marrón oxidado a negro; en éste es patente el dimorfismo sexual, ya que los machos ostentan, en su parte final, un penacho de setas erectas que las hembras no poseen (Wattanapongsiri, 1966). Tiene un ciclo biológico que incluye cuatro estados: huevo, larva, pupa y adulto y nueve estadios larvarios (Martín-Molina et al., 2001). En el artículo publicado por Güerri-Agulló et al. (2010) se pueden observar imágenes de microscopía electrónica de barrido con la morfología del insecto.

La hembra de este coleóptero deposita sus huevos en orificios realizados con su rostro. Dichos orificios los efectúa en la base del pecíolo de las hojas de la palmera, sobre tejido fresco. Una sola hembra puede depositar de 58 a 531 huevos (Wattanapongsiri, 1966). Los huevos presentan un color blanquecino-amarillento. Son lisos, brillantes, cilíndricos y redondeados en los extremos, siendo el extremo anterior levemente más estrecho. Cuando eclosionan, a los 1-6 días de la puesta, pasan a estado de larva, con una longitud en su último estadio de 36-47 mm y una  anchura de 15 a 19 mm. Su cápsula cefálica puede tener unas dimensiones de 8-9 mm de longitud y 7-8 de anchura (Wattanapongsiri, 1966; Faleiro, 2006). Cuando la larva construye el capullo se acerca a la parte más externa del estípite, la corteza, para así facilitar la salida del adulto. Durante la realización de esta Tesis, al estudiar palmeras infestadas por picudo rojo mediante su trituración, hemos observado simultáneamente todos los estados del insecto. Estudios previos (Lepesme, 1947) indican que R. ferrugineus es una especie polivoltina (con varias generaciones al año).

Infestación de la palmera por el picudo rojo 

La poda que se realiza sistemáticamente a las palmeras produce una reducción de la capacidad fotosintética de la planta y, por tanto, una disminución de nutrientes, lo que conlleva un estrés nutricional al movilizar las reservas del estípite y del sistema radicular. Esta eliminación de hojas verdes produce un debilitamiento de la planta que puede suponer el ataque por agentes patógenos (Moya et al., 2005). La poda produce una liberación de cairomonas al medio que pueden atraer a posibles plagas como R. ferrugineus. En tejidos frescos de la palmera cocotera, C. nucifera, se han encontrado sustancias que atraen a  R. ferrugineus (Gunawardena et al., 1998) por lo que una liberación de estas sustancias al ambiente podría favorecer la infestación de la palmera por dicho insecto. Estas mismas sustancias sintéticas son las utilizadas, como atrayentes, para cebar las trampas utilizadas contra este coleóptero (Gunawardena et al., 1998; Abbas et al., 2006).

El daño causado por la plaga, que puede llegar a producir la muerte de la palmera, lo provoca el estado de larva que al alimentarse del tejido vegetal produce galerías en el interior del estípite y en el pecíolo de las hojas. También se pueden observar, en la vaina y pecíolo de las hojas de palmeras afectadas, orificios causados por la alimentación de los adultos y la puesta de las hembras. 

Los síntomas y signos que indican una infestación por R. ferrugineus son los siguientes: abatimiento de las hojas de la corona; desecamiento de las hojas centrales; presencia de túneles en el estípite y en los pecíolos de las hojas; ruido producido por las larvas durante su alimentación; olor producido por el tejido en fermentación debido a la alimentación de las larvas y la presencia de capullos vacíos tras la emersión de los adultos (Esteban-Durán et al., 1998; Faleiro, 2006). En el artículo de Güerri-Agulló et al. (2011) se ha elaborado una escala de cinco niveles de infestación, se persigue valorar, mediante daños externos, como se encuentra el problema dentro de la planta

SIMMPLY control de plagas Barcelona, Lleida, Girona y resto de Cataluña

Empresas de control de plagas cualificada

Exterminadores de plagas cualificado.

Leer másLeer menos
PICUDO ROJO : SERVICIOS  de Simmply
PICUDO ROJO : SERVICIOS  de Simmply
PICUDO ROJO : SERVICIOS  de Simmply
Consúltanos por Whatsapp
Solicitar más información
Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

haz clic para copiar mailmail copiado